HUELGA FEMINISTA

viernes, 5 de agosto de 2016

IU rechaza el “triunfalismo” del Gobierno tras descartarse la multa por el déficit y advierte de que esta decisión “no nos saldrá gratis por los 30.000 millones de nuevos recortes hasta 2018”


El responsable federal de Políticas Económicas, Carlos Sánchez Mato, avisa que con los nuevos objetivos de déficit señalados “queda clara la prioridad que aplicará un gobierno del PP: volver a recortar y a dar la espalda a los problemas reales de los españoles a costa de hipotecar los futuros presupuestos del Estado” 
Izquierda Unida, a través de su responsable federal de Políticas Económicas, Carlos Sánchez Mato, rechaza el “triunfalismo” del Gobierno en funciones de Mariano Rajoy tras la decisión anunciada hoy por la Comisión Europea de descartar multar a España y a Portugal por no tomar medidas efectivas en 2015 para reducir el déficit público. Sánchez Mato advierte de que “se equivocan quienes se autofelicitan o quienes a estas alturas lo hacen de manera interesada al equipo económico del Ejecutivo. Que no haya sanción no nos va a salir gratis y no significa que quienes llevan soportando con mayor sufrimiento esta larga crisis se libren de seguir pagándola. Bruselas establece unas durísimas metas de déficit que supondrán más de 30.000 millones de nuevos recortes hasta 2018”.
Finalmente la multa queda lejos del 0,2% del PIB, que es la cifra máxima que contempla el Pacto de Estabilidad. Pero el dirigente federal de IU recuerda que “nunca antes se habían impuesto sanciones por no cumplir el déficit, y no precisamente porque no hubiera incumplimientos flagrantes, ya que los Estados de la Unión Europea (UE) se han saltado 165 veces el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, y en 114 ocasiones aquellos que no los justificaron”.
Los nuevos objetivos de déficit quedan en el 4,6% sobre el PIB para 2016, el 3,1% para 2017 y el 2,2% para 2018. Ante esta perspectiva, Sánchez Mato afirma que “queda clara la prioridad que aplicará este Gobierno: volver a recortar y a dar la espalda a los problemas reales de los españoles a costa de hipotecar los futuros presupuestos del Estado pendientes de aprobar en sede parlamentaria. No es casualidad, porque esta ha sido la misma pauta de los sucesivos ejecutivos desde 2009”.
El responsable económico de Izquierda Unida apunta que “las administraciones públicas han reducido casi uno de cada tres euros de los que disponían en 2009 para todo lo que no son pensiones, intereses y gasto energético. De no remediarlo, el panorama que nos presenta por delante para los próximos tres años no resulta mucho más halagüeño”.
Desde Izquierda Unida se destaca la “hipocresía política y económica que supone que al tiempo que se imponían todos esos recortes, se ideaban y aplicaban políticas fiscales regresivas que han resultado claramente fallidas”. Los ingresos en términos homogéneos se han reducido un 3,2% en los seis primeros meses de 2016. En concreto, la recaudación de IRPF, cae un 4,7% en este mismo periodo y un 12,2% sólo en el pasado junio. En el Impuesto sobre Sociedades, por su parte, los ingresos más importantes siguen siendo los del primer pago a cuenta, que han caído nada menos que un 48% por los cambios normativos que ahora el Gobierno del PP plantea revertir para cumplir con la reducción del déficit.
Carlos Sánchez Mato indica que “sólo ha habido incremento de recaudación en el IVA y los Impuestos Especiales. Esto no puede considerarse precisamente una buena noticia en términos de equidad, ya que son precisamente esos tributos los que tienen una mayor carga regresiva. Son impuestos que no están ligados a la capacidad de pago y que, proporcionalmente, suponen una mayor carga a los que menos tienen”.
La recaudación de IVA creció un 4,3% en el primer semestre y los ingresos de los Impuestos Especiales aumentaron un 0,6% hasta junio. El tributo de mayor recaudación, el Impuesto sobre Hidrocarburos, creció un 2 ,4%. “Estamos ante otra muestra evidentemente más de la forma de entender la fiscalidad por parte del partido de Mariano Rajoy, que olvida conscientemente la capacidad redistributiva de los impuestos”, valora el dirigente de IU.
Sánchez Mato apunta ante este panorama que “aunque pretendan hacernos ver lo contrario, sí hay alternativas a la senda propuesta por el Partido Popular. Éstas pasan por la defensa de los servicios públicos y por la inversión generadora de empleo de calidad. Frente a la imposición de recortes y el aumento de privilegios a quienes no ha afectado la crisis planteamos como prioridad las necesidades sociales, su cuantificación y la adopción de medidas fiscales para afrontarlas”.
“Entre otras cuestiones -detalla- planteamos que todas las rentas tributen de la misma manera, sean del capital o del trabajo, y que paguen más los que tienen y ganan más. Para ello es imprescindible una reforma tributaria que garantice la justicia fiscal”.
Carlos Sánchez mato indica que “esta debería ser la senda posible que tendría que haber emprendido y defendido cualquier gobierno sensato en Bruselas, eso sí, siempre y cuando estuviera al servicio de los intereses generales y no de las minorías privilegiadas”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario