HUELGA FEMINISTA

viernes, 17 de agosto de 2018


IU en Motilla inicia los procesos para construir un programa y candidatura ganadoras para 2019

 

El Coordinador Provincial de IU en Cuenca, Jacobo Medianero, participó en la Asamblea Local de IU Motilla para conocer la hoja de ruta hasta las próximas elecciones.
Jesús Martínez: “Trabajaremos como hemos hecho hasta hoy: con todos los motillanos y motillanas para construir la candidatura de toda Motilla del Palancar.”
La asamblea local de IU en Motilla del Palancar se reunió para marcar las líneas de trabajo que deben conducir hasta las elecciones municipales de 2019. Priorizando el programa electoral para impulsar a Motilla contando con todas y todos. Se puso de manifiesto el buen momento que se vive y la ilusión generada en torno a un proyecto y un equipo capaz de seguir mejorando Motilla.
Jesús Martínez, actual Teniente de Alcalde de la localidad, destacó las principales cuestiones y líneas de trabajo que la asamblea debe seguir y, sobre todo, puso el acento en “preparar un programa electoral motillano. Aquí tenemos que contar con todo el mundo no por obligación ni por imposición, sino porque es nuestra forma de ver las cosas y nos preocupa y nos interesa la opinión de toda la ciudadanía de nuestro pueblo. De toda.”
Martínez no ha querido hablar todavía de listas electorales aunque está convencido de poder crear “un proyecto atractivo y abierto donde vamos a caber todas las personas que estamos comprobando que se puede gobernar de otra manera y que queremos profundizar en esas medidas.”
A esta asamblea, además, asistió el coordinador provincial de IU en Cuenca, Jacobo Medianero, para seguir trabajando en la provincia en un proyecto político capaz de cambiar las políticas. “Vamos a reunirnos en todas las asambleas de la provincia y con todas las personas, de IU o no, que estén dispuestas a trabajar por los cambios reales en la política conquense. Vamos a trabajar Unidas, de manera abierta y participativa porque tenemos por delante un compromiso mayor que las siglas o los partidos, tenemos por delante cambiar nuestra provincia.”


jueves, 16 de agosto de 2018


Medianero: “Con el nuevo trasvase se está condenando el futuro de los pantanos y los pueblos ribereños.”



El Coordinador Provincial de IU en Cuenca, Jacobo Medianero ha asegurado que “no vemos grandes cambios entre el ejecutivo de Rajoy y de Sánchez en materia de agua. Se sigue rompiendo la baraja por el mismo sitio.”
 El Coordinador Provincial de IU en Cuenca, Jacobo Medianero, ha analizado esta mañana el nuevo trasvase que, desde ayer, el gobierno puede aprobar. En este caso se trasvasarían hasta 20 hectómetros públicos de Entrepeñas y Buendía.
En este caso, Medianero ha explicado que “el problema que vivimos es de base, ya que se acepta que hay que hacer trasvases sí o sí según el estado de los embalses, mientras que algunas y algunos defendemos que los trasvases –incluso cuando hay circunstancias en los pantanos mejores que en otras ocasiones- condenan a los pantanos en época de sequia.”
“Además, destacó el dirigente provincial, no tocamos ni cambiamos nada para que la situación mejore a medio o largo plazo –si es que los pantanos tienen tanto tiempo.- Si seguimos manteniendo las reglas actuales seguiremos trasvasando en base a ellas mientras haya agua. Es imprescindible una nueva, y diferente, gestión del agua.”
En este sentido Medianero ha vuelto a poner sobre la mesa “la necesidad de ir reconduciendo las actividades económicas para reducir la necesidad de agua porque es un bien limitado y no podemos seguir actuando como si los pantanos fueran eternos. No vale con pensar, como ha dicho el presidente de la Comunidad Valencia, Ximo Puig, en la economía de hoy sino que hay que ir trabajando en un cambio de la misma para no ser dependientes del trasvase.”






sábado, 11 de agosto de 2018


¡VICTORIA! No habrá más pesca de kril en las zonas donde se alimentan los pingüinos


Nos llegan muy buenas noticias desde las gélidas aguas de la Antártida: una de las industrias más poderosas, la del kril (ese pequeño crustáceo del que se alimentan pingüinos, focas, ballenas y otras especies marinas), se ha comprometido a dejar de faenar en las aguas más vulnerables del océano Antártico.
Siguiendo la presión de las más de 1,7 millones de personas en todo el mundoque se han sumado a nuestra campaña, casi toda la industria pesquera de kril en la Antártida (un 85%, incluida la empresa pesquera de kril más grande del mundo, Aker Biomarine) se ha comprometido a medidas concretas para reducir su impacto en la vida silvestre antártica. Y no solo eso, sino que también han anunciado que respaldan la campaña para crear un Santuario Antártico.

¿A qué se han comprometido?
  • Dejar de pescar de forma voluntaria en grandes áreas del océano Antártico.
  • Establecer zonas de amortiguación alrededor de ecosistemas sensibles, incluyendo zonas de amortiguación de 30-40 km alrededor de las colonias de pingüinos.
  • Apoyar la campaña para la creación de un gran Santuario Antártico en el Mar de Weddell con más de 1,8 millones de kilómetros cuadrados.
  • Apoyar el proceso científico y político para la creación de una red de santuarios oceánicos (AMP) en el Océano Antártico.
El anuncio se hizo anoche en Cambridge, donde tuvo lugar un evento al que asistieron representantes de la comunidad científica de todo el mundo y el actor Javier Bardem, que el pasado mes de enero participó en la expedición de Greenpeace en la Antártida junto a su hermano Carlos. Durante el evento se proyectaron sobre una cúpula de 360º los mensajes de apoyo que personas de todo el mundo han enviado a los científicos y científicas que trabajan por un Santuario Antártico, junto a imágenes de los paisajes de la Antártida y su fauna. Hoy, con la victoria que hemos conseguido ante la industria del kril, estamos un paso más cerca de proteger el océano Antártico. La decisión final será tomada por la Comisión del Océano Antártico (CCAMLR) en octubre de 2018, cuando se reúnan en Hobart, Tasmania (Australia).


GREENPEACE

jueves, 26 de julio de 2018


La forma del agua



Con cada cambio de gobierno se propone un nuevo sistema educativo en el que cristaliza su ideario, su visión del país y su proyecto de futuro. 



Con cada cambio de gobierno se propone un nuevo sistema educativo en el que cristaliza su ideario, su visión del país y su proyecto de futuro. Sus frases hechas y su modelo de economía. Así, algunos planes educativos parecen diseñados por cofrades; otros se empeñan en importar experimentos árticos y pizarras electrónicas; algunos desprestigian la memoria; otros se suben a una tarima para elogiar autoridad y esfuerzo por encima del juego o la creatividad. En este marasmo me gustaría compartir algunas preguntas porque en las aulas se concentran, como el rayo a través de la lupa, las contradicciones de la sociedad en que vivimos: las violencias, expresadas como desigualdad y como rencor frente a las desigualdades, y también la hiperprotección, las burbujas y los cuartos acolchados que aspiran a atenuar esas violencias.
En la práctica docente se activan nuestras contradicciones respecto a lo particular y lo común, y se plantea la duda sobre si la educación debería personalizarse según las necesidades del alumnado (¿clientes?), su capacidad y su esfuerzo, o debería garantizarse un término medio a partir del cual unos escalen y otros busquen autónomamente listones más sublimes. En el ámbito educativo se radicalizan las diferencias de clase: ciertas familias pagan profesores particulares o viajes para aprender idiomas, frente a otras cuya prole llega al aula cansada o hambrienta, y no logra comprender la teoría de conjuntos. La escuela pública se transforma en un nido asistencial mientras la brecha de la desigualdad se agranda en las universidades privadas del emprendimiento, los foros de debate, el liderazgo y las consultas online. En el ámbito educativo se radicalizan las diferencias innatas —el coeficiente intelectual— y las adquiridas —una determinada predisposición al conocimiento y la cultura—: el género se coloca a los dos lados de la ecuación.
Pero ¿cuál es la finalidad última de las escuelas, institutos y universidades? ¿Formar una ciudadanía resiliente capaz de responder a las exigencias de un mercado laboral en transformación por efecto de las crisis capitalistas o la robótica?, ¿o acaso la finalidad de las escuelas pasaría más bien por desarrollar el sentido crítico de un alumnado que, con su mirada resistente, formule propuestas para la construcción de una sociedad y un mundo mejores? Ahí radica el dilema entre las finanzas o el latín en los planes curriculares. Pantallas líquidas o caligrafía. Cuentos de hadas censurados o potenciación de estrategias de lectura crítica. Historia o actualidad. Patinaje o buceo. A menudo las opciones se excluyen, y hemos de decidir si queremos ser el agua que se adapta al recipiente o transformarnos en torrentera que redibuje el cauce. Pensar si nos gusta el recipiente y si apoyamos un modelo adaptativo o transformador. Decidir si todo lo transformador se vincula a la innovación tecnológica y si queremos criaturas que acaricien vacas en el campo o criaturas que, como escribe Remedios Zafra, intenten ampliar la imagen de una vaca deslizando los dedos sobre el vidrio de la ventanilla de un coche. Sería tan estúpido desechar ciertas innovaciones como excluir de la educación métodos analógicos irrenunciables.
Hablo, por supuesto, desde la perspectiva de una enseñanza pública donde el profesorado reciba salarios que dignifiquen su oficio en una sociedad que seguirá siendo capitalista ad nauseam: las reformas educativas y los nuevos planes curriculares apuntan en esa dirección.


viernes, 20 de julio de 2018


Izquierda Unida inicia contactos con otras fuerzas políticas para conformar una candidatura “de confluencia” en 2019



La formación ha aprobado un programa mínimo y unas normas de transparencia y radicalidad democrática.
El acuerdo estatal con Podemos y Equo ha sido respaldado en la capital con el 81% de los votos emitidos.
Izquierda Unida en Cuenca se ha puesto en contacto con otras fuerzas políticas de la capital, para conformar una candidatura de confluencia en las próximas elecciones municipales de 2019, tal y como se acordó tras la última asamblea local de la formación de izquierdas, que ha culminado un proceso de debate a todos los niveles iniciado en el mes de febrero.
IU ha debatido un programa mínimo y unas normas de transparencia y radicalidad democrática “para comenzar a hablar con el resto de fuerzas”. Y el pasado día 17 de junio se sometieron a votación los acuerdos federales entre IU, Podemos y Equo con un resultado de un 81% a favor de la confluencia en Cuenca capital. En cumplimiento de estos acuerdos, la formación en la capital ha iniciado contactos con las fuerzas aludidas y otras del ámbito de la izquierda, para conformar una candidatura rupturista. En IU esperan “respuestas positivas” por parte de estas formaciones tras estos primeros contactos.
De esta forma, indican desde la dirección local de IU, “se pretende articular procesos lo más amplios posible, que desborden las lógicas de partido y apelen a la fuerza de la movilización. Con la base de una elaboración programática desde abajo, de forma abierta y participativa. Y con nuestro nombre e identidad claros en la candidatura”. Para ello, explican, también iniciarán contactos con organizaciones sociales.
IU reafirma su “apuesta clara” por la más amplia confluencia en esta cita electoral, y se ratifica en el llamamiento a otras fuerzas y movimientos sociales para articular dicha alternativa. También matizan que “no se trata solo de una pugna institucional-electoral, sino de la construcción de las fuerzas rupturistas que disputamos todo un proyecto de país más justo, democrático e igualitario


miércoles, 18 de julio de 2018


IU: “Por nuestra provincia sigue planeando la larguísima sombra de las macrogranjas.”



Izquierda Unida en la provincia de Cuenca ha presentado alegaciones contra la instalación de una macrogranja de cría porcina en Zarzuela, ya en el límite con el término municipal de Villalba de la Sierra. Una instalación que duplicaría el actual consumo de agua de Zarzuela, entre otros problemas.
La consideran “un disparate” al situarse en la puerta de entrada al Parque Natural de la Serranía. 

Esta formación denuncia una vez más lo nefasto y negativo que para nuestros pueblos es la instalación de este tipo de explotaciones: de una bajísima creación de empleo (en muchos casos solo una persona) y una altísima variedad de inconvenientes para nuestros pueblos.
Ahora, manifiestan desde IU, se nos presenta otra amenaza de este tipo: la instalación de una macrogranja de cría porcina en Zarzuela, ya en el límite con el término municipal de Villalba de la Sierra. Esta instalación, de producirse, sería el mayor disparate y la inminencia de la ruina para los pueblos próximos, cuyos habitantes quieren mantener sus pueblos y sus alrededores vivos y saludables. Pero es que además esta zona es una entrada al parque natural de la Serranía de Cuenca.
Resulta que tanto Villalba como los pueblos cercanos han hecho una apuesta de futuro a favor de la naturaleza y el turismo: las instalaciones hosteleras, casas rurales, la atracción de visitantes para disfrutar de su naturaleza y actividades al aire libre…quedará eliminada por mor de una instalación innecesaria y sin rentabilidad social, es decir, una ruina que afectará a gran parte de la provincia. Además, hay que tener en cuenta que se prevé la construcción de otras dos macrogranjas: en Mariana y en Sotos. Como se puede ver, todas muy cercanas también a la capital.
Por esta razón, desde esta formación política instan tanto al Ayuntamiento de Cuenca (al que afecta directamente el turismo) como a la Diputación Provincial (que debe velar por el bienestar de los pueblos de la provincia) a que de una vez y de forma clara manifiesten su postura ante este tema. No se puede por más tiempo guardar silencio y deben decir ya cual es su opción.
Aún se está a tiempo de intentar atajar este desastre. Desde Izquierda Unida instan a estas dos instituciones a que presenten alegaciones a este proyecto, cuyo plazo expira el próximo 12 de Julio. Y deben hacerlo en defensa de ésta provincia, de sus pueblos, de sus gentes y de su futuro económico.


miércoles, 11 de julio de 2018


IU lleva al Congreso la propuesta más amplia contra la pobreza y la exclusión social con actuaciones concretas sobre empleo, sanidad, educación, vivienda o el mundo rural



Alberto Garzón, Eva García Sempere y Carlos Sánchez Mato presentan la proposición de ley en dependencias parlamentarias arropados por portavoces de distintas asociaciones, grupos y colectivos representantes de la sociedad civil que han contribuido a su redacción final en los últimos ocho meses de intenso trabajo por todo el Estado
Izquierda Unida ha registrado hoy en el Congreso su Proposición de Ley Integral contra la Pobreza y la Exclusión Social, una ambiciosa iniciativa plasmada en 33 artículos y varias disposiciones, organizados en siete títulos, que desarrollan actuaciones concretas en materia de empleo, sanidad, educación, prestaciones sociales, vivienda, suministros mínimos vitales, vivienda o contra la exclusión en el ámbito rural.
El portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Alberto Garzón, junto a la diputada y coordinadora de la iniciativa, Eva García Sempere, y el responsable federal de Políticas Económicas de esta misma formación, Carlos Sánchez Mato, se han encargado de presentar esta mañana en la Cámara Baja la que ya es la propuesta más amplia registrada hasta ahora por cualquier formación en este ámbito de actuación.
Asistieron e intervinieron también portavoces de distintas asociaciones, grupos y colectivos que representan a la sociedad civil y que han contribuido a la redacción final de la proposición en los últimos ocho meses de intenso trabajo por todo el Estado. Por ello, Garzón y García Sempere coincidieron en señalar que “esta no es una propuesta de IU, sino de todos y todas quienes han contribuido a su elaboración”.
“En Izquierda Unida -especificó su coordinador federal- trabajamos las leyes de forma muy intensa y a partir de la mejor base posible. Sólo de esta forma, viajando por todo el Estado y con la imprescindible colaboración recibida, hemos podido enriquecer con una perspectiva muy concreta una ley en principio mucho más abstracta”.
Alberto Garzón señaló que “no hay democracia sin libertad y no puede desarrollarse la libertad en la pobreza”, y apostilló que “un país como España no puede mantener una laguna” en una cuestión tan importante como ésta. Ilustró su indiscutible gravedad con dos simples pinceladas: “los 12 millones de personas que hay en nuestro país en riesgo de pobreza, que incluyen a 1 de cada 3 menores y jóvenes”.
Denunció que esto ocurre en un contexto de “crecimiento económico desigual e injusto”, que resulta mucho más doloroso sabiendo que “se podría cambiar, ya que hay recursos y posibilidades técnicas para hacerlo, aunque el problema es de voluntad política. Es así de sencillo”.
El máximo responsable de IU reconoció que “estamos esperanzados de que esta ley pueda salir adelante” con un apoyo mayoritario de los grupos, para lo cual explicó también que “ya se la hemos hecho llegar al Gobierno para que la conozca” y facilitar así el debate y la negociación.
Eva García Sempere centró su intervención, principalmente, en explicar cómo se había llevado a cabo este proyecto “durante ocho meses de duro trabajo”. Ella y un equipo multidisciplinar de técnicos de IU recorrieron buena parte de las comunidades autónomas para llegar al fondo de distintas formas de exclusión y “tratar de que se puedan visibilizar todas las caras de la pobreza, que se visibilice lo más invisible”.
Todo ello llevó a contactar con menores no acompañados llegados a Melilla, personas que viven en infraviviendas sociales en Castilla-La Mancha, familias en clara exclusión social en zonas urbanas concretas de capitales andaluzas o la posibilidad de ver en toda su dimensión la “despoblación en el mundo rural, pero también cómo se le hace frente con éxito”, porque “no es posible combatir igual la pobreza en todos los sitios, en el ámbito rural o el urbano”.
La proposición de ley regula, por ejemplo, la garantía del derecho al acceso a los suministros básicos de agua potable, gas o electricidad a personas y unidades familiares en situación de pobreza o exclusión social. Fija unos mínimos de consumo vitales y un sistema público de precio social, mandatando al Gobierno para hacer un Plan concreto contra la pobreza energética.
“Estos mínimos -explica Eva García Sempere- están regulados en algunas comunidades autónomas, pero no queda demasiado claro y hay casos en que se ha tenido que llevar al Tribunal Constitucional”, por lo que apuesta por que “se especifique” bien a sus beneficiarios.
La diputada de IU cifró también en cerca de 40.000 las personas sin hogar en todo el Estado. Desde una óptica distinta denunció también la situación que sufren “las personas trabajadoras pobres, que van a diario a trabajar pero que viven en plazas y parques porque no les da para acceder a una vivienda”. Aseguró que ahora se podía observar esta situación con nitidez en personas que, por ejemplo, acuden a ocupar empleos temporales en las Illes Balears y que forman parte de una pobreza “invisibilizada”.
El responsable federal de Políticas Económicas de Izquierda Unida, Carlos Sánchez Mato, desgranó algunos de los puntos de los “siete ejes fundamentales y significativos” de los que consta la ley. Apuntó así a la importancia de “crear empleo desde lo público para poder blindar un salario mínimo en lo privado” o de, como propugna la Unión Europea, “invertir de forma decidida en la infancia para romper con la desigualdad de manera efectiva”.
Sánchez Mato señaló también la obligatoriedad de “eliminar el factor de sostenibilidad de las pensiones” o de hacer frente a “las claras desventajas existentes en educación, en temas como la gratuidad del transporte, los comedores o el acceso a los materiales escolares”.
Reconoció que habrá quien “tilde esta proposición de ley de voluntarista”, aunque señaló que “pese a que supone un aumento del gasto público, es perfectamente posible afrontarlo sólo igualando el nivel de ingresos medio de la Unión Europea, del que ahora estamos nueve puntos por debajo”.