HUELGA FEMINISTA

domingo, 8 de julio de 2018


Geopolítica en Oriente Próximo



NO ES UN CONFLICTO DE RELIGIONES, SINO DE HEGEMONÍA REGIONAL SOBRE EL PETRÓLEO Y SUS RUTAS



Según sus propias insinuaciones, Arabia Saudí ha estado detrás de algunos atentados terroristas en Europa.



Bajo la premisa de que la realidad no es tan sencilla, de que la casualidad en la política y en la historia no existen y que el 99,9% de la información recibida sobre Oriente Medio no tiene nada que ver con la realidad o cuenta como sucesos aislados y descontextualizados, la politóloga y profesora iraní Nazarin Armanian, invitada por la Fundación de Investigaciones Marxistas (FIM) a su sede en Madrid, dio una extensa y argumentada ponencia sobre los elementos clave para entender cómo funcionan las cosas en Oriente Medio, las variopintas relaciones mutables entre potencias regionales, los intereses de las potencias exteriores o quienes manejan el monopoli mundial en esa zona del planeta tan rica en recursos como desconocida.

En Oriente Medio hay cuatro potencias que se disputan la hegemonía regional: Turquía, Israel, Arabia Saudí e Irán. Las tres primeras “quieren que Irán sea estrangulado por los Estados Unidos”. La OTAN-EEUU tienen más de 1 millón de soldados rodeando Irán, desde Turquía, Azerbaiyán, Irak, Afganistán, y el Golfo Pérsico. Por otra parte, a Rusia, aliada de Irán en Siria, le perjudicaría económicamente la retirada de las sanciones a Irán, ya que siendo ésta la segunda reserva del gas y la cuarta del petróleo del mundo, su regreso a los mercados internacionales, perjudicaría los intereses de Rusia.

La simplicidad, el desconocimiento y el reduccionismo ayudan a que poderosos puedan maniobrar más fácilmente en territorio alejados. Dice Armanian en su último libro “No es la religión, estúpido. Chiíes y suníes, la utilidad de un conflicto”, firmado con Martha Zein, que el siglo XX demostró cómo se utiliza el poder de la comunicación mediática para crear nuevos enemigos. Y que la mentira es mucho menos eficaz que la distorsión de los datos. Por eso, la estrategia utilizada es intoxicar la realidad. Así se hizo con la acuñación del “tramposo y simplista” término mundo musulmán hace más de cuarenta años, “como un único espacio geográfico del planeta que lleva el nombre de una religión”, un término en el que han metido a 53 países tan diferentes entre Asia y África.

Explica la refugiada iraní que la aparición de la religión en la política no es casual, que forma parte de la doctrina bélica conocida como el choque de civilizaciones, término acuñado de nuevo en Estados Unidos por el politólogo Huntington. Y que el conflicto en Oriente Medio no tiene nada de suní-chií, ni mucho menos de espiritualidad, sino que es la pugna entre dos poderosos estados para hacerse con la hegemonía de la región y sus rutas de exportar gas y petróleo.

Nazanín Armanian se remonta a 1978 para explicar cómo empezaron a cambiar las cosas en Oriente Medio y cómo se introdujo el sectarismo para destruir la región. Fue la suma “aparentemente casual” de tres acontecimientos protagonizados por la extrema derecha religiosa en las fronteras de la Unión Soviética. El primero, la creación y movilización de los yihadistas suníes afganos desde Pakistán, Estados Unidos y Arabia Saudí. El segundo, la entrega al ayatolá Jomeini, en París, de un Irán que en una revolución democrática y espontánea se había liberado del Sha. Y, el tercero, el ascenso del anticomunista cardenal polaco Karol Wojtyla al Vaticano, “quien había colaborado con la CIA en el desmoronamiento de la URSS desde Polonia”, además de machacar a la Teología de la Liberación en América Latina.

Desde entonces, la política estadounidense se ha centrado en destruir a los países vertebrados de Oriente Próximo y convertirlos en Estados fallidos, como hicieron con Iraq, con Libia o Siria. O dividir países en mini-estados, como hicieron primero con Yugoslavia y luego con Sudan, que era el país más grande de África y que más petróleo y gas tenía.

Otra fecha clave fue la de 1991, con el fin de la URSS, la guerra del Golfo y la declaración de Bush del “nuevo orden internacional”. Mientras tanto, guerras, muerte, destrucción y saqueo de los recursos. Primero Iraq, luego Libia, que era la primera reserva del petróleo de África y la segunda mayor reserva de agua dulce del mundo. Según la ONU, los franceses ya han embotellado el 70% de ese agua. Gadafi también se oponía al establecimiento en África del Africom, el comando estadounidense para la región y dificultaba la OTANización del Mediterráneo. Ahora le toca el turno a Siria… y en el punto de mira quedan Irán y Líbano.

Otro detalle importante para acercarse a lo que está pasando es la relación Irán en Siria. Los misiles israelíes llegan a Irán, pero los de Irán a Israel no. Y ahí interviene Siria. Irán firmó un acuerdo con el padre de Bashar Al-Asad para tener sus misiles en Siria y garantizar así la capacidad de respuesta y seguridad iraní. Si Siria resiste, resiste Irán.

Pero lo que es incuestionable es que hablar de Oriente Medio es hablar de petróleo y de recursos. Y en ese tablero Afganistán es una de las piezas más preciadas. “Afganistán es el país más estratégico del planeta. Está muy cerca de tres de los BRICS, como son China, India y Rusia. Pero, también es la única ruta de transportar el gas de Turkmanistán, la cuarta reserva mundial de gas pero sin acceso al mar. La ruta partiría de Turkmenistán y recorrería Afganistán, para llegar a Pakistán, que es “país amigo” de Occidente. La profesora iraní añade que la verdadera misión de los soldados españoles en Afganistán es precisamente vigilar la ruta del gaseoducto.

Y otro factor esencial es el opio. Afganistán es el principal productor de opio del mundo, “dinero que sirve para pagar a los yihadistas y la guerra”. Lo mismo que sucede con Colombia y su cocaína, con la que EEUU financiaba a los Contra nicaragüenses.

Entre tanto, Arabia Saudí masacra a la población en Yemen, que fue el primer país árabe muertos por falta de comida, de agua y por cólera. Arabia Saudí, apuntó Armanian, sería también la mano que se esconde detrás de algunos atentados que han sucedido en Europa, como los ataques terroristas en el reino Unido, Rusia y posiblemente España.

GEMA DELGADO 

No hay comentarios:

Publicar un comentario